El general retirado Romeo Vázquez Velázquez, líder militar del golpe de estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en 2009, aceptó el domingo la candidatura presidencial propuesta por su partido, la Alianza Patriótica Hondureña, para las elecciones de noviembre.

"Siento que la patria me necesita, quiero dirigir los destinos de Honduras como su presidente porque tengo la firme convicción de que puedo sacar el país adelante", dijo Vázquez en un acto celebrado en un hotel capitalino en que destacaba la presencia de militares en la reserva.

"No podemos continuar siendo país con mayor inestabilidad política de la región, el más pobre, el más corrupto y con menos desarrollo de América Latina", añadió Vázquez. "En este momento no voy a dudar en responder a la petición de miles de hondureños que me han pedido que lidere un cambio y actuemos ahora, antes de que sea demasiado tarde. El estado hondureño invirtió mucho en mí, tras 37 años en las fuerzas armadas para convertirme en un líder y ese liderazgo es necesario en esta situación tan complicada", agregó.

Vázquez, cuando ejercía como Jefe de Estado mayor de las Fuerzas Armadas desobedeció el 25 de junio de 2009 una orden del entonces presidente Zelaya, que pretendía realizar una consulta popular sobre la modificación de la constitución. El Presidente le destituyó por ello, pero la Corte Suprema de Justicia le restituyó en su puesto en menos de 24 de horas y el día 28 el general ordenó detener al presidente y deportarlo a Costa Rica.

Pocos meses después, y tras la celebración de unas nuevas elecciones, Vázquez fue nombrado gerente de Hondutel, la empresa estatal de telecomunicaciones por el presidente Porfirio Lobo, que también ha manifestado su intención de llamar a una consulta popular sobre diversos temas coincidiendo con las elecciones de noviembre.

Otros aspirantes a la presidencia son Juan Orlando Hernández, candidato por el gobernante Partido Nacional y actual presidente del Congreso Nacional; Xiomara Castro de Zelaya, del partido LIBRE (Libertad y Refundación) que agrupa a los partidarios de su esposo, el derrocado Zelaya; Mauricio Villeda por el Partido Liberal, y Salvador Nasralla, un conocido locutor deportivo y presentador de programas de variedades que lidera el Partido Anticorrupción.