Tras cosechar un empate y una derrota en sus dos salidas previas en la liga española, el Real Madrid se dio un auténtico festín en Valencia, donde el domingo goleó por 5-0 al equipo local.

Malherido en la liga, donde sigue a 15 puntos de distancia del líder Barcelona, el Madrid se desquitó en el estadio de Mestalla con una actuación mayúscula al cierre de la 20ma fecha, dejando de paso un intimidador mensaje de cara al partido de vuelta de la Copa del Rey del próximo miércoles, sobre el mismo escenario. El martes pasado, el Madrid venció 2-0 al Valencia.

La goleada "merengue" se fraguó en la primera mitad gracias al tanto inicial del argentino Gonzalo Higuaín a los nueve minutos y sendos dobletes de su compatriota Angel Di María (34 y 45) y Cristiano Ronaldo (36 y 41).

En el partido anterior, el Atlético de Madrid alargó su balance perfecto en calidad de local venciendo por 2-0 a Levante, pero perdería por unos 20 días el concurso de su máxima estrella: Radamel Falcao.

El goleador colombiano se retiró a los 58 minutos tras llevarse las manos al muslo izquierdo en gesto de dolor y solicitar el cambio al técnico argentino Diego Simeone. Por entonces, el Atlético ya había encarrilado su 11ra victoria de 11 posibles en su feudo con el tanto de Adrián López a los 32 minutos. Y a los 60, Jorge Resurrección "Koke" certificó el triunfo del cuadro rojiblanco, que limó a ocho su desventaja de puntos respecto al líder Barsa.

Los azulgranas, que el sábado cayeron 3-2 ante la Real Sociedad, siguen en lo alto de la clasificación con 55 unidades. Le siguen el Atlético con 47 y el Real Madrid con 40.

"Falcao será una gran incorporación dentro de 20 días. La mejor sensación que tenemos ahora es que va a descansar", estimó Simeone sobre el periodo de baja de su delantero.

El Atlético no ha concedido un gol en su estadio en las últimas seis fechas, con balance favorable de 17-0. Levante, tras dos derrotas consecutivas, permanece fuera de los puestos europeos con los mismos puntos que el vecino Valencia.

Reinsertado Iker Casillas en el once titular del Madrid, le acompañaron Cristiano e Higuaín, quien volvió a marcar en liga tras su lesión.

El arquero Diego Alves se erigió en el mejor del Valencia en la primera parte con intervenciones providenciales, como ante un remate franco de Sami Khedira.

Pero nada pudo hacer el brasileño a la cuarta llegada, propiciada por la enésima pérdida de balón valencianista en la medular, y finalizada en excelente recorte y cruce de Cristiano en el área para la zurda de Di María.

El Valencia apenas tardó un minuto en reincidir, extraviando de nuevo el cuero en beneficio de la carrera de Cristiano, quien retrató con una bicicleta a Víctor Ruiz y fusiló a Alves con un latigazo al poste corto.

En pleno desconcierto local, el Madrid cambió de registro y martilleó el cuarto en pedagógico ataque estático con seis protagonistas y ocho pases ininterrumpidos, destacando el centro instintivo de Di María y la dejada de Mesut Oezil para el disparo inapelable de Cristiano.

El Valencia se aferró al salvavidas del descanso pero aún tuvo tiempo de encajar el quinto de la forma más sencilla: despeje de Raphael Varanne, balón profundo de Oezil y gélida definición de Di Maria.

Un zurdazo lejano del mexicano Andrés Guardado fue el único zarpazo "che" en la primera mitad y la misma receta aplicó en la segunda, con un balonazo al travesaño del argentino Pablo Piatti para rebajar la deshonra valencianista.

Falcao, segundo máximo cañonero con 18 dianas junto con Cristiano, estuvo inusualmente sin puntería ante el Levante, pero la cuota goleadora la asumió con naturalidad López, certero rematador a la red de un centro del debutante Javier Manquillo.

Visiblemente mermado de facultades físicas en una escapada que terminó ante el arquero uruguayo Gustavo Munúa, Falcao abandonó finalmente la cancha por problemas musculares.

El momento anímico, delicado para el Atlético, fue afrontado con valentía por "Koke", quien se atrevió con una rosa endiablada desde fuera del área y encontró el premio del gol, salvando la estirada de Munúa.

Rodríguez pudo ampliar, pero su tremendo derechazo se estrelló en el travesaño.

En otros resultados, Osasuna traspasó el último lugar de la clasificación al Deportivo La Coruña, al que venció 2-1 como local.

Goles de Kike Sola a los 26 minutos y Juan Martínez "Nino" a los 61 bastaron al cuadro rojillo para abandonar la cola que ahora ocupa con 16 unidades el Deportivo, cuyo tanto anotó Javier Camuñas en los descuentos.

Posteriormente, el Valladolid se distanció del visitante Zaragoza al imponerse por 2-0 con goles de Javi Guerra a los 12 minutos y de Oscar González a los 74.