Chris Johnson y Mickael Gelabale firmaron la mañana del sábado contratos por 10 días con Minnesota, horas después anotaron los primeros 23 puntos del último cuarto para guiar a los Timberwolves a una victoria de 92-79 sobre los alicaídos Rockets de Houston.

Johnson, quien firmó estando en Santa Cruz, en la segunda división de la NBA, encestó 13 de sus 15 unidades en el cuarto período. Gelabale, un alero que llegó de Francia el jueves, anotó 10 de sus 11 puntos en los últimos 12 minutos de juego para ayudar a unos Wolves plagados de lesiones a romper una racha de cinco derrotas seguidas.

El puertorriqueño José Juan Barea contribuyó con 11 unidades en 24:54 minutos. Encestó cinco de 13 tiros de campo y tuvo tres asistencias.

James Harden anotó 18 unidades acertando cinco de 18 tiros de campo por los Rockets, quienes han perdido siete encuentros consecutivos. Houston acertó 32% de sus disparos y perdió el balón en 20 ocasiones, en otro esfuerzo letárgico que tuvo al entrenador Kevin McHale batallando por encontrar a alguien que pudiera inyectar algo de energía al conjunto.

El argentino Carlos Delfino sumó 15 puntos en 33:48 minutos tras acertar cinco de 12 tiros de campo y uno de dos tiros libres. Registró tres rebotes.