El ministro francés de Relaciones Exteriores dijo el sábado que los "amigos africanos necesitan tomar la delantera" en la intervención militar para desalojar a los islamistas del norte de Malí, aunque reconoció que podrían pasar semanas las naciones vecinas estén en condiciones de hacerlo.

Laurent Fabius habló en una reunión de alto nivel en Costa de Marfil centrada en la forma en que las fuerzas africanas puedan ayudar a Malí al entrar en su segunda semana el envío de un cuerpo expedicionario francés a su antigua colonia.

"Paso a paso, creo que es cuestión, conforme a lo que he escuchado esta mañana, días y semanas, que las fuerzas africanas se hagan cargo de la situación", insistió Fabius en Abiyán, la capital comercial de Costa de Marfil.

Las naciones vecinas seguramente aportarán unos 3.000 soldados a la operación, encaminada a evitar que los islamistas se asienten en el norte de Malí y se dirijan hacia la capital, en el sur, Bamako.

Aunque los aportes iniciales de Togo y Nigeria llegaron para ayudar a los franceses, los temores sobre la misión han retrasado el envío de otras naciones vecinas de la tropa prometida hasta ahora.

Además, está en entredicho el financiamiento de la misión. Fabius dijo que una conferencia de alto nivel de donantes en Addis Ababa, Etiopía, el 29 de enero "será un acontecimiento clave".

"Pido a todos los socios del desarrollo africano que vengan a Addis Ababa y hagan generosas contribuciones a este tarea de solidaridad, paz y seguridad tanto para la región como para el continente.

El presidente marfileño Alassane Ouattara dijo el sábado que los vecinos de Malí deben trabajar juntos para erradicar el terrorismo en la región.

"Ninguna otra nación del mundo, ninguna otra región del mundo se verá libre", de este flagelo" si la región sahariana del Sahel pasa a ser "tierra de nadie", agregó.

En el encuentro del sábado, los líderes intentaron establecer el mando central para la fuerza africana, dijo un funcionario francés a condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a dialogar públicamente sobre el tema.

El general nigeriano Shehu Usman Abdulkadir seguramente será designado comandante de la fuerza.

El ministro de Defensa francés Jean-Yves Drian dijo el sábado en la televisión francesa que Francia cuenta ahora con 2.000 soldados en Malí y ha movilizado 2.900 en la operación en lugares como Senegal, Burkina Faso y Níger.

Agregó que Francia "podría ir más allá" de los 2.500 soldados anunciados en un principio para Malí, y agregó cuando quede completamente cubierta, la Operación Serval abarcará unos 4.000 soldados en la región.

___

Corey-Boulet contribuyó desde Abiyán, Costa de Marfil. Los redactores de Associated Press Krista Larson en Bamako, Malí y Jamey Keaten en Dakar, Senegal, contribuyeron a este artículo.