Las autoridades ucranianas notificaron oficialmente a la encarcelada ex primera ministra Yulia Tymoshenko que es sospechosa en el homicidio de un industrial y legislador en 1996.

Tymoshenko es sospechosa de "ordenar y organizar" el homicidio de Yvhen Scherban, su esposa y otras dos personas, dijo la Oficina de la Fiscalía General el viernes en su página de internet. Según el ministerio público, ese asesinato tenía al parecer como objetivo eliminar a un empresario rival.

La medida no encausa oficialmente a Tymoshenko, pero indica que seguramente serán formuladas las acusaciones. Los fiscales dijeron durante meses que era investigada en relación con este caso. Tymoshenko niega las acusaciones y sostiene que forman parte de una campaña mayor del presidente Viktor Yanukovych para mantenerla en prisión e impedir que se reincorpore a la política.

Tymoshenko cumple una pena de siete años de cárcel por abuso de cargo mientras negociaba un acuerdo de gas natural con Rusia en el 2009.

El nuevo caso seguramente empeorará las relaciones de Ucrania con las naciones occidentales, que consideran una motivación política el encarcelamiento de Tymoshenko. La Unión Europea congeló un acuerdo de cooperación con Ucrania por la prisión de Tymoshenko.

El partido de Tymoshenko dijo que un anuncio oficial de la sospecha fue "un día de vergüenza en la historia del sistema judicial de Ucrania".

"Su temor ha paralizado sus mentes. No esconden ya el hecho que desean encarcelar de por vida no solamente a todos los líderes de la oposición, sino a toda Ucrania", dijo el partido en una declaración.

La Corte Europea de Derechos Humanos fallará seguramente en el caso de Tymoshenko dentro de varias semanas, y un analista indicó que los cargos de homicidio son un intento del gobierno para mantenerla encarcelada durante la campaña presidencial del 2015 si el tribunal falla a su favor en el caso del gas.