El receptor cubano Ariel Pestano, dolido en su orgullo tras ser excluido del equipo cubano que participará en el tercer Clásico Mundial de Béisbol, dijo que todavía no decide si cuelga el guante.

"Estoy muy dolido, muy molesto, pero realmente todavía no tomé la decisión de lo que voy a hacer, retirarme o no, todavía no lo sé" expresó Pestano el viernes, en breve conversación telefónica con la AP.

"Se valoró su enfermedad y varias cosas más y quisimos darle paso a las figuras jóvenes", explicó Víctor Mesa, manager de Cuba, en declaraciones a la Agencia Cubana de noticias después de dar a conocer la nómina de Cuba. Yulexis La Rosa, Frank Camilo Morejón y Eriel Sánchez fueron los elegidos como receptores.

Pestano, de 38 años, es considerado como uno de los mejores receptores de la historia del béisbol cubano. Participó en los dos primeros Clásicos, fue campeón olímpico en 2004 y medallista de plata (2000 y 2008).

La exclusión de Pestano levantó una gran polémica en la isla.

"Me siento sorprendido, sin palabras, mal anímicamente, porque de salud estoy perfecto, creo incluso que en mi mejor momento", manifestó Pestano, quien siguió entrenado a pesar de padecer de varicela y aseguró que se reincorporara a su equipo de Villa Clara el 25 de enero.

Sobre un posible retiro, el receptor comentó: "Depende de muchas cosas...tengo mucho tiempo para meditar, para pensar, para seguir viviendo".

Pestano ya anunció una vez su retiro a comienzos de 2009, pero después cambió de idea y participó en el segundo Clásico Mundial en el que bateó para .308, pegó un cuadrangular y remolcó tres carreras.

En 22 temporadas en la liga cubana, Pestano acumuló 73 errores en 7.915 lanzamientos, sacó de out a 430 de 762 corredores que intentaron robarle bases, además bateó para .289 con 147 cuadrangulares.