Jupp Heynckes quería quedarse otro año como técnico de Bayern Munich, pero se hizo a un lado para que el club pudiera contratar a Pep Guardiola a partir de la próxima temporada, declaró el presidente del equipo Uli Hoeness al canal de televisión ZDF.

Más tarde el viernes, Heynckes dijo que no ha decidido si se retira y confirmó que ofreció quedarse en el cargo "si Bayern no encontraba un reemplazo adecuado".

Bayern anunció el miércoles la contratación de Guardiola por tres años y dijo que Heynckes decidió retirarse al final de la campaña, cuando expira su contrato.

"Creo que le hubiese gustado quedarse otro año, por supuesto", comentó Hoeness. "Tengo la sensación de que hubiese aceptado si lo hubiésemos presionado lo suficiente".

"Estamos agradecidos porque hizo posible que contratáramos a Guardiola y que no hizo un escándalo".

Bayern tenía que ir por Guardiola cuando se presentó la oportunidad, indicó Hoeness. "¿Quién sabe cuándo hubiese sido posible de nuevo?", cuestionó.

Guardiola, que ganó 14 títulos en cuatro temporadas con el Barcelona, se tomó un año sabático en Nueva York tras irse del club catalán al final de la temporada pasada. Comenzará sus funciones en Bayern el 1 de julio.

En su anuncio inicial el miércoles Bayern dijo que Heynckes le informó al club antes de Navidad que se inclinaba por el retiro al final de la campaña, y que tomó la decisión luego de las fiestas.

Heynckes, de 67 años, dijo el viernes que todavía no había tomado una decisión sobre su futuro.

"No es cierto que dije que terminaría mi carrera. Me gustaría anunciar mi propia decisión. Y todavía tenemos medio año. Yo decidiré cuándo me retiro", afirmó.

Al mismo tiempo, felicitó a Guardiola por elegir a Bayern.

"Aquí encontrará al mejor club europeo después de Barcelona", indicó.

Bayern tiene nueve puntos de ventaja en la Bundesliga, y sigue en competencia en la Liga de Campeones y la Copa de Alemania. El torneo alemán se reanuda este fin de semana luego del receso de invierno.