La arquidiócesis católica de Río de Janeiro promueve la causa de una niña brasileña camino de la santidad.

El arzobispo Orani Tempesta y representantes del Vaticano dijeron a la prensa el viernes que comenzaron el proceso para beatificación de Odette Vidal de Oliveira, que tenía 9 años cuando murió de meningitis en 1939.

El religioso Joao Claudio Loureiro do Nascimento, historiador y miembro de la comisión de la arquidiócesis que estudia posibles candidatos para la santidad, dijo que el próximo paso será obtener prueba de milagros atribuidos a Oliveira. Se necesita comprobar un milagro para la beatificación y un segundo para la canonización, el proceso posterior para declarar santa a una persona.

Nascimento dijo que un milagro atribuido a la niña fue el restablecimiento de una mujer que padeció una grave hemorragia después de dar a luz que llevó a sus médicos a informar a su marido que moriría. "En sus oraciones, la mujer pidió ayuda a Odette y se repuso", afirmó.

El sacerdote agregó que Oliveira provenía de una familia acaudalada y "siempre pedía al personal de servicio que ayudase a los pobres que mendigaban alimentos y dinero. También visitaba orfanatos con su madre y servía alimentos a los necesitados".

"Era una niña muy religiosa que siempre acompañaba a su madre a la iglesia", afirmó Nascimento. "A los 4 años parecía sostener diálogos íntimos con Jesús".