Lance Armstrong dice que el momento más humillante de su escándalo de dopaje se produjo cuando fue forzado a irse de la caridad Livestrong que él fundó.

En la segunda parte de su entrevista televisada con Oprah Winfrey el viernes por la noche, el ex ciclista describió la angustia de perder a patrocinadores como Nike y Trek, entre otros.

Pero dijo que Livestrong, una fundación para la lucha contra el cáncer, era "como mi sexto hijo".

"Y tomar esa decisión de renunciar, fue enorme", dijo. "Fue lo mejor para la organización, pero dolió enormemente".

En la primera parte de la entrevista, transmitida el jueves, Armstrong admitió haber usado substancias ilegales para gana siete veces el Tour de Francia.

La entrevista fue grabada el lunes en Austin, Texas.