Argentina, la principal potencia mundial entre los seleccionados Sub20, sufrió el jueves una gran humillación al quedar eliminada en forma prematura y en su propia casa del campeonato Sudamericano de esa categoría, en el que Paraguay se clasificó al hexagonal final con una goleada 5-1 sobre Bolivia.

Desbordada por sus propios errores y el talento ajeno, Argentina cayó al abismo, ya que para seguir con vida necesitaba que Paraguay no ganara y a su vez doblegar a Colombia en el choque de fondo del Grupo A, en la ciudad de Mendoza.

De nada le sirvió la victoria por 3-2 en el último turno ante un seleccionado colombiano que ya estaba clasificado y jugó con una formación en la que el entrenador Carlos Restrepo utilizó mayoría de suplentes.

Chile, que llegó a esta última jornada con fecha libre, terminó con el ideal de 12 puntos; Paraguay y Colombia, los otros dos clasificados, quedaron con seis; Argentina terminó con cuatro y Bolivia, que también llegaba con un mínimo de esperanza, con uno.

El capitán Gustavo Gómez a los nueve minutos, de cabeza y Derlis González a los 30 abrieron la ruta a la victoria de Paraguay sobre Bolivia, que salió con la clara premisa de defenderse aún golpeada por la paliza que venía de sufrir 6-0 ante Colombia.

Rodrigo Vargas descontó para Bolivia a los 57 y Paraguay cerró su función a toda orquesta con dos goles de Matías Pérez (62 y 65 minutos) y otro de Jorge Rojas (68).

Esta victoria paraguaya terminó con la agonía de Argentina, en una eliminación para el asombro bajo todo punto de vista.

En el partido que cerró la jornada, Alan Ruiz, de penal a los 13 minutos, y Miguel Iturbe, con una espectacular palomita a los 47 tras un buen desborde por derecha de Agustín Allioni, adelantaron 2-0 a Argentina, pero Brayan Perea descontó a los 51, de cabeza. A los 70, Allioni puso el partido 3-1 con un derechazo violento y cuatro minutos más tarde Juan Quintero estableció el marcador definitivo con un golazo de tiro libre.

Este fracaso implica un nuevo retroceso para el seleccionado argentino sub20, luego de que en el de Venezuela 2009 finalizó último en el hexagonal final y no logró la plaza para el Mundial de Egipto de ese año y en el campeonato Sudamericano de Perú 2011 acabó tercero y no consiguió la plaza para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Es la tercera vez que Argentina no se clasifica a la etapa decisiva de un Sudamericano Sub20, como en los certámenes de Paraguay 1985 y Venezuela 1977, aunque en aquel entonces la disputaban cuatro equipos. Otra pobre actuación fue en Colombia 1964, cuando finalizó sexta entre siete equipos (se disputó a una rueda todos contra todos). En Venezuela 1954 y Colombia 1992 no participó, el último por estar suspendida por la FIFA.

Turquía 2013 es el sexto Mundial Juvenil en el que Argentina participa, como ocurrió con los de Túnez 1977, URSS 1985, Chile 1987, Australia 1993 (por estar suspendido) y Egipto 2009.

Además de ganar cuatro torneos regionales Sub20, Argentina es la máxima potencia del universo en esa categoría con seis títulos (uno más que Brasil), el primero de ellos en 1979 (en Japón) cuando brilló Diego Maradona y el último en 2007 (Canadá) con Lionel Messi como la gran figura.

Ilustre pasado para un triste presente: el equipo que dirige Marcelo Trobbiani será el gran ausente del hexagonal final que arrancará el domingo y que clasificará a los cuatro primeros para Mundial de Turquía a mediados de este año.

De nada le valió a los argentinos contar con "Los cinco fantásticos", como en la antesala del torneo buena parte de la prensa local bautizó así a un quinteto ofensivo integrado por Alan Ruiz (San Lorenzo); Juan Manuel Iturbe (Porto, Portugal); Manuel Lanzini (River Plate); Luciano Vietto y Ricardo Centurión, ambos de Racing Club.

Por si esto fuese poco, Iturbe fue presentado como "el Messi paraguayo" por su endiablada habilidad -que en este Sudamericano no se vio- y porque sus padres son nativos de Paraguay, donde ese delantero debutó en primera división con apenas 16 años, en Cerro Porteño.

Bastó un debut con derrota 1-0 ante Chile para que los "fantásticos" se desintegraran por cambios tácticos ensayados por Trobbiani. Luego, Argentina perdió 2-1 con Paraguay e igualó 2-2 ante Bolivia.

La primera fase concluirá el viernes en San Juan, por el Grupo B, con los partidos Uruguay-Venezuela y Brasil-Perú, con Ecuador libre.

Todos esos equipos llegan con posibilidades de clasificación. Uruguay, Ecuador tienen cinco puntos; Perú, Brasil 4 y Venezuela 3.