Combatientes islamistas y soldados malienses comenzaron a librar una batalla en la ciudad cuya captura por parte de los extremistas ocasionó la intervención de Francia, mientas que las fuerzas galas continúan bombardeando otro poblado clave, dijeron el jueves habitantes que huían de las localidades.

Soldados malienses informaron que recuperaron el control del poblado central de Konna, aunque esto no pudo ser confirmado. Mientras, Francia siguió bombardeando Diabaly, que también está controlado por los extremistas.

La gente que huyó de Diabaly informó que las fuerzas galas siguieron golpeando posiciones de los islamistas durante la madrugada, aunque agregaron que el poblado sigue bajo control de los radicales que continúan avanzando hacia el sur después de controlar el norte de Malí por casi un año.

"Hubo bombardeos en la noche en Diabaly y los civiles siguen llegando aquí", informó Oumar Coulibaly, quien vive en Niono.

Diabaly, donde viven unas 35.000 personas, está a sólo 400 kilómetros (250 millas) de la capital Bamako.

Mientras, Francia incrementó su tropa en Malí a 1.400 soldados, informó el ministro de Defensa Jean-Yves Le Drian.

"Las acciones de las fuerzas francesas, ya sea por aire o tierra, están avanzando", dijo Le Drian en París el jueves. "Ocurrieron ayer, ocurrieron anoche, hoy, y lo harán mañana".

En el poblado de Konna, los enfrentamientos comenzaron el miércoles entre soldados malienses e islamistas del grupo Ansar Dine, informó un oficial que no quiso dar su nombre porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

Por otra parte, para este jueves se espera el arribo de militares de los países vecinos, entre ellos soldados de Nigeria, mientras que Níger enviará militares a su frontera con Malí.

Francia prevé incrementar su contingente a 2.500, y ha prometido enviar helicópteros, aviones de combate y de vigilancia, y camiones cisterna con combustible.

Por su parte, los ministros del exterior de la Unión Europea aprobaron el jueves enviar una misión de entrenamiento militar. No está planeado un papel de combate para la misión europea, sino que será para capacitar a soldados, asesorar sobre procedimientos de control y mando, y ofrecer instrucción sobre derechos humanos y protección de civiles.

___

Los periodistas de The Associated Press Don Melvin en Bruselas y Bradley Klapper en Washington colaboraron a este despacho.