Costa Rica y Honduras son los grandes favoritos para quedarse con dos de los cinco boletos que la Copa Centroamericana que comienza el viernes en San José reparte para la próxima Copa de Oro de la CONCACAF.

Costarricenses y hondureños serán cabezas de serie de los grupos A y B, respectivamente. Los ticos tendrán como rivales a Guatemala, Nicaragua y Belice, mientras que los catrachos se medirán con El Salvador y Panamá.

Será un torneo corto e intenso, con tres partidos por jornada para definir los clasificados. Las semifinales se jugarán el 25 y el juego por el tercer lugar y la final se realizarán el 27 de enero.

En la jornada de apertura, el viernes, jugarán Guatemala-Nicaragua, Honduras-El Salvador y Costa Rica-Belice.

La sede de todos los encuentros será el Estadio Nacional, reducto con capacidad para 35 000 espectadores ubicado al oeste de la capital.

Costa Rica, país anfitrión, es el que más veces ha ganado la Copa, en seis ocasiones, y esta será la tercera vez en que organiza el torneo. Las dos veces que organizó la competencia, en 1991 y 1999, alzó el título.

Honduras es el campeón vigente luego de ganar la versión de 2011 en Panamá y sumar su tercer cetro regional, lo que lo ubica como el segundo equipo con más títulos del torneo de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF).