Los salvadoreños conmemoraron el miércoles el 21er aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz que terminaron con 12 años de guerra civil, aunque muchos deploraron la ley de amnistía que, dicen, impide que haya justicia para los 75.000 muertos y más de 8.000 desaparecidos del conflicto.

El vicepresidente Salvador Sánchez Cerén encabezó los actos de conmemoración en el Monumento Cristo de la Paz, al sur de la capital, donde criticó la ley de amnistía que impide juzgar a los militares involucrados en violaciones de los derechos humanos durante el conflicto.

Sánchez Cerén, uno de los comandantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la antigua guerrilla firmante de los acuerdos de paz, dijo que la Corte Suprema de Justicia debe de considerar las demandas presentadas para que se declare inconstitucional la ley de amnistía sancionada en 1993 por el entonces presidente Alfredo Cristiani (1989-1994).

La amnistía incluye a militares y guerrilleros que participaron en la guerra civil de 1980-1992.

"El obstáculo de la ley de amnistía es que impide la justicia. La sociedad salvadoreña demanda reparación y reconciliación", escribió Sánchez Cerén en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el procurador para la defensa de los derechos humanos, Oscar Luna, expresó a los periodistas que existe impunidad en el país, ya que los señalados como violadores de los derechos humanos no han sido juzgados.

Otros firmantes de los acuerdos de paz han reconocido que éstos no resolvieron todo en el país y algunos opinan que se necesita un nuevo pacto económico-social.

Eduardo Sancho, uno de los cinco comandantes de la ex guerrilla que dirigieron la guerra y firmaron la paz, sostiene que el país necesita un nuevo pacto económico y social, ya que en estas áreas se concentró la mayoría de las causas que motivaron la guerra.

El poeta David Escobar Galindo, firmante de los acuerdos en representación del gobierno salvadoreño, recordó que crearon el foro económico-social, pero dijo que luego desapareció.

"Fue un compromiso de los acuerdos. Pero los actores no estaban listos para hacer ese pacto económico y social. Quizás no lo están ahora", manifestó Escobar Galindo durante un foro promovido por una universidad privada del país.

"Educación, salud, seguridad pública y economía deben ser los temas en los que hay que hacer una agenda de país y buscar un solo rumbo", agregó Roberto Cañas, firmante de los acuerdos por el FMLN.

Más tarde, Norman Quijano, alcalde de San Salvador y candidato presidencial de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que gobernó el país durante 20 años (1989-2009), presidiría otro acto conmemorativo, en el que solo participarían sus simpatizantes.

Contrario a otros años, el gobierno no realizó ningún acto para conmemorar los acuerdos de paz suscritos el 16 de enero de 1992 en el Castillo de Chapultepec, en la capital de México.