La Asamblea de Nueva York presentó el miércoles un proyecto de ley para que jóvenes inmigrantes sin papeles puedan acceder a ayuda financiera estatal que les permita ir a la universidad y acceder a un fondo que les otorgaría becas privadas.

Si la iniciativa, conocida como el Dream Act estatal, es aprobada por la Asamblea y el Senado de Nueva York, el estado se convertiría en uno de los cuatro del país que ofrecen fondos públicos a jóvenes inmigrantes en situación migratoria irregular para que puedan estudiar. Los otros tres estados son Texas, Nuevo México y California.