Las vecindades de la Luna son el objetivo de dos nuevos proyectos espaciales que preparan en conjunto la NASA y la Agencia Espacial Europea, se informó el miércoles.

Funcionarios de la NASA dijeron que Europa suministrará la propulsión para la nueva cápsula habitacional Orión de la NASA. Este módulo de servicio se basará en la nave de reabastecimiento europea utilizada para la Estación Espacial Internacional en órbita.

La primera misión de Orión será no tripulada en 2017. Para la primera misión tripulada de Orión en 2021 se incorporarán más elementos europeos.

El jefe de exploración humana de la NASA, Bill Gerstenmaier, dijo que ambas misiones tienen como objetivo las proximidades de la Luna, aunque todavía están definiendo los detalles. De todos modos se planifican sobrevuelos de la Luna y no alunizajes.

La NASA desea usar más adelante la nave espacial Orión para llevar astronautas a los asteroides y a Marte. Gerstenmaier agregó que la cooperación internacional será crucial para ambas misiones.

Estados Unidos todavía no ha trazado un plan preciso para la utilización de astronautas, un año y medio después que concluyó el programa de los transbordadores espaciales. Los requisitos básicos para Orión son bien comprendidos independientemente del destino que se le asigne, lo que permite seguir adelante, explicó Gerstenmaier.

"Uno no diseña un automóvil sólo para ir hasta el supermercado", dijo a la prensa.

No obstante, la misión de 2017 será exigente, admitieron funcionarios de ambos programas espaciales. Gerstenmaier dijo que no estaba "ciento por ciento cómodo" dando un papel tan crucial a Europa. "Pero por otra parte yo nunca estoy ciento por ciento con los vuelos espaciales", aclaró.

Dijo que la estación espacial permitió establecer las bases del nuevo esfuerzo.

El ex astronauta Thomas Reiter, director de vuelos espaciales humanos de la agencia europea, dijo que tiene sentido que la primera tripulación de Orión incluya europeos, pero por ahora la labor se concentra en los aspectos técnicos, agregó. La NASA suministrará motores de transbordadores espaciales que ya no usa para emplear en los módulos de servicio.

Reiter calculó la contribución europea total en casi 600 millones de dólares.

Orión era originalmente parte del programa Constellation de la NASA que avizoró bases lunares en la era posterior a los transbordadores. El presidente Barack Obama canceló Constellation, pero Orión fue replanteado y sobrevivió.

Para el año próximo se planea un vuelo de prueba de la cápsula; volará a 5.793 kilómetros (3.600 millas) de distancia y regresará.

___

En la red:

NASA: http://www.nasa.gov/exploration/systems/mpcv/index.html

Agencia Espacial Europea: http://bit.ly/ZXPuqg