Milicianos islamistas atacaron y ocuparon el miércoles las instalaciones parcialmente operadas por BP en un yacimiento de gas en el sur de Argelia, donde mataron a dos personas y tomaron como rehenes a decenas de extranjeros, mientras las autoridades sitiaban el lugar.

Una milicia se atribuyó la responsabilidad del ataque y dijo que era una represalia por la incursión militar francesa que combate a los rebeldes vinculados con al-Qaida en Malí, una nación con la que Argelia colinda al sureste. Los milicianos añadieron que retenían como rehenes a 41 extranjeros, incluidos siete estadounidenses.

En un comunicado, BP informó que el sitio fue "atacado y ocupado por un grupo de personas armadas no identificadas". La empresa manifestó sospechas de que algunos miembros de su personal permanecían retenidos por el grupo que ocupó la instalación.

Se desconocía el número e identidades de los rehenes, pero Irlanda anunció que entre ellos figuraba uno de sus ciudadanos, casado y de 36 años, mientras que Japón y Gran Bretaña informaron también que había ciudadanos de esos países en la planta de gas natural. Una mujer noruega relató que su marido le llamó y le dijo que había sido tomado como rehén.

Además de los dos extranjeros muertos — uno de ellos británico_, seis personas resultaron heridas durante el ataque. Entre los lesionados había dos extranjeros, dos agentes policiales y dos guardias de seguridad, de acuerdo con la agencia noticiosa estatal de Argelia.

Las fuerzas argelinas rodearon a los secuestradores y negociaban la liberación de los cautivos, dijo un funcionario de seguridad del país africano, que tiene su base en la región. Agregó que los milicianos provenían de Malí.

El funcionario solicitó permanecer en el anonimato por no tener autorización de hablar con la prensa.

Cientos de argelinos trabajan en la planta y fueron rehenes hasta poco después del ataque. Pero la agencia noticiosa estatal informó que se les fue liberando ilesos, en grupos pequeños.

Un grupo llamado Katibat Mulathamine (Brigada Enmascarada) llamó a un medio de Mauritania para afirmar que una de sus facciones había llevado a cabo la operación en el yacimiento de Ain Amenas. Agregó que había tomado a 41 rehenes de nueve o 10 nacionalidades distintas, incluidos siete estadounidenses.

No fue posible confirmar de manera independiente esa afirmación. La embajada estadounidense informó que no estaba "al tanto de ninguna víctima" de su país.

_____

Schemm informó desde Rabat, Marruecos. Los periodistas de la AP, Mari Yamaguchi en Tokio; Jill Lawless en Londres; Jan Olsen en Copenhague, Dinamarca; Esam Mohamed en Trípoli, Libia, y Shawn Pogatchnik en Dublín, Irlanda, contribuyeron a este despacho.