Las fuerzas francesas entrarán en combate directo con los milicianos islamistas en Malí "en cuestión de horas", dijo el miércoles el jefe de estado mayor de Francia.

El almirante Edouard Guillaud dijo que las operaciones francesas sobre el terreno comenzaron durante la noche en Malí, una ex colonia francesa en Africa Occidental donde milicianos vinculados con al-Qaida han ganado territorio desde que asumieron el control de la zona norte del país a principios de este año. Algunos temen que un mayor avance de los islamistas convertiría la región en una plataforma para lanzar ataques terroristas contra Occidente.

La medida revirtió la insistencia previa de Francia en que proporcionaría sólo apoyo aéreo y logístico para una intervención militar liderada por tropas africanas.

"Ahora estamos en el terreno", dijo Guillaud. "Vamos a entrar en combate directo en cuestión de horas".