Un edificio de ocho pisos se colapsó el miércoles matando a 22 personas en la ciudad portuaria de Alejandría, en Egipto, el segundo accidente trágico en el país en el mismo número de días.

Otras 11 personas resultaron heridas y los equipos de rescate seguían buscando sobrevivientes bajo los escombros, reportó la agencia de noticias estatal MENA. Policías militares de una base naval cercana formaron un círculo de seguridad alrededor de la zona para facilitar las labores de rescate.

El colapso del edificio ocurrió un día después de que 19 reclutas de la policía murieron cuando el último carro del tren en el que iban se salió de las vías y chocó contra otro tren a las afueras de El Cairo.

No se ha determinado la causa del derrumbe del edificio ubicado en un distrito pobre de Alejandría, aunque en el pasado, sucesos similares se han atribuido al incumplimiento de las normas de construcción.

El gobernador Mohamed Abás Atta dijo a la agencia oficial de noticias que el edificio se construyó sin autorización.

Abul Ezz el-Hariri, legislador opositor de Alejandría, advirtió que cientos de construcciones en la ciudad enfrentan el mismo destino y que esa laxa aplicación de la ley tras el derrocamiento hace dos años del presidente Hosni Mubarak significa que no se han tomado acciones para evitar que se violen las normas de construcción.

Los habitantes se quejan de que los propietarios de granjas a la orilla de la ciudad han aprovechado el caos y casi anarquismo que siguieron a la salida de Mubarak para vender ilegalmente sus terrenos a desarrolladores que construyen apartamentos de mala calidad. Han ocurrido violaciones similares en gran parte del país en el mismo periodo.

Abdel-Mawgood Lutfi, jefe de seguridad en Alejandría, dijo que el edificio se construyó hace cinco años y tenía 24 apartamentos.