Dos niñas de 6 y 12 años aproximadamente fueron encontradas por Bomberos Voluntarios en una calle de la zona 11 de esta ciudad.

"A las 2.30 de la mañana vecinos nos alertaron de dos mujeres en la vía pública, cuando llegamos pudimos ver que eran dos niñas de 6 y 11 años aproximadamente estaba una boca abajo y la otra boca arriba sobre el asfalto, estaban vestidas con pijama, lo primero fue verificar su estado y constatamos que estaban fallecidas. Creemos que fue por estrangulamiento pues no tenían heridas en el cuerpo. Una de las niñas tenía un rosario en la mano" Dijo Sergio Vásquez vocero de los Bomberos Voluntarios a The associared Press.

Una hora más tarde fueron localizados dos cuerpos más de dos mujeres. Según los bomberos las mujeres de aproximadamente 30 años fueron localizados con heridas de arma de fuego en dos zonas diferente. Fiscales dijeron a periodistas que verifican la relación de ambos casos. Ninguna de las cuatro víctimas había sido identificada.

Dos mujeres más fueron asesinadas en horas de la mañana en el departamento de Zacapa al oriente del país. Las mujeres fueron identificadas como Dorotea Ramos de 61 años y su hija Lilian de 16, a quienes hombres no identificados dispararon en varias ocasiones hasta causarles la muerte.

Todos los casos generaron la indignación de la población que se volcaron en cuentas de redes sociales para expresar su rechazó a estos hechos.

El martes por la tarde los Bomberos también localizaron dos torsos de un hombre y una mujer en el interior de un barranco en una zona aledaña a la ciudad capital, sin que hasta el momento se haya identificado a quién pertenecen.

Marco Antonio Garabito, Director de la Liga Guatemalteca de Higiene Mental dijo que la situación de violencia en el país es sumamente preocupante.

"Hay dos cosas que preocupan, este tipo de hechos sigue complicando el estado emocional de una población que todos los días se levanta con tragedia, muerte y sangre y tiene una implicación en el estado emocional y sensación de inseguridad, lo otro es que no vemos que haya respuesta desde el punto de vista social; la sociedad ya no podemos estar al margen de esto esperando que solos las autoridades hagan algo, hay un rol ciudadano que hay que ejercer, estas tragedias las estamos viviendo en soledad y eso no contribuye a cambiar.

El lunes pasado en su informe de gobierno el Presidente Otto Pérez Molina había anunciado como uno de logros del primer año de su gobierno la reducción de la violencia y la muerte de mujeres.