Disputar por segundo año consecutivo el partido campeonato de la Conferencia Americana de la NFL no fue tarea fácil para los Ravens de Baltimore, al sobreponerse a una variedad de lesiones y obstáculos para nuevamente acercarse a una victoria de llegar al Super Bowl.

Trece jugadores de su formación defensiva, todos con experiencia como titulares estuvieron fuera de acción en algún momento durante la temporada regular, incluidos los destacados linebackers Ray Lewis y Terrell Suggs, el cornerback Lardarius Webb y el tackle Haloti Ngata.

Además, dos decenas de jugadores diferentes fueron titulares en la defensiva al menos en un juego, y sólo dos — el safety Ed Reed y el cornerback Cary Williams — fueron titulares en los 16 partidos de la temporada.

Después de un inicio de campaña de 9-2, los Ravens perdieron cuatro de sus últimos cinco juegos en la fase regular.

No obstante están aquí: enfrentando a Nueva Inglaterra otra vez por el título de su conferencia.

"No creo que mucha gente esperaba que estuviéramos aquí", dijo Ngata.