Un juez federal pospuso la sesión en que se habría dictado sentencia por un fraude de inmigración a un ex militar salvadoreño acusado además de participar en la matanza de seis sacerdotes jesuitas en 1989, durante la guerra civil en su país.

El juez dijo el martes que quiere escuchar más sobre las acusaciones de violación a los derechos humanos que se imputan a Inocente Orlando Montano, antes de sentenciarlo.

Los fiscales señalan que el juez debería tomar en cuenta una serie de cartas sobre los crímenes de guerra presuntamente cometidos por Montano, así como un reporte de un experto sobre el asesinato de los jesuitas. Las autoridades dicen que Montano ingresó a Estados Unidos y cometió perjurio y fraude migratorio, en parte con la intención de evitar que se le procesara por los crímenes.

La defensa señala que el gobierno violó un acuerdo mediante el que Montano se declaró culpable, al pedir una sentencia más estricta con base en acusaciones ajenas a este caso.