El Inter de Milán dilapidó una ventaja de dos goles, pero al final cantó victoria en el último minuto del tiempo extra al vencer el martes 3-2 a Bologna para clasificarse a las semifinales de la Copa Italia.

En una noche lluviosa en el estadio San Siro, el zaguero Andrea Ranocchia anotó el gol del triunfo a los 120 minutos al conectar de cabeza un tiro de esquina luego que el arquero de Federico Agliardi se cayó.

El volante colombiano Fredy Guarín puso en ventaja al Inter a los 34 y el argentino Rodrigo Palacio a los 77, ambos goles con remates fuera del área.

Pero Bologna supo reaccionar con los tantos de Alessandro Diamanti, con una exquisita ejecución bombeada de tiro libre a los 80, y Manolo Gabbiadini, de volea dentro del área a los 84.

El Inter quedó a la espera del ganador del duelo Fiorentina-Roma, que se miden el miércoles.

Juventus y Lazio, líder y escolta de la Serie A, se enfrentarán en la otra semifinales.