Los propietarios de armas respetuosos de las leyes no causaron que un joven matara a 20 niños y seis maestras en diciembre en Connecticut, y tampoco lo hizo la industria, declaró el martes el jefe de una asociación de la industria de las armas.

Steve Sanetti, presidente de la Fundación Nacional de Deportes de Tiro (NSSF, por sus siglas en inglés), dijo que los fabricantes de armas, vendedores y propietarios son "incomprendidos". La NSSF tiene su sede en Newtown, Connecticut.

En declaraciones preparadas para un discurso del sector en Las Vegas este martes, Sanetti hace varias referencias a la matanza en Newtown.

El discurso es parte de la 35ta exhibición anual de nuevos productos y servicios que organiza la fundación sobre la creciente y rentable industria de 4.100 millones de dólares.

El grupo indicó que acreditó al evento a casi 60.000 profesionales de la industria, propietarios de armas deportivas y oficiales de las agencias del orden.

"Ustedes no causaron el monstruoso crimen en Newtown y nosotros tampoco", aseveró Sanetti.