Un incendio que destruyó más de 1.000 hectáreas del Parque Nacional Chapada Diamantina, uno de los más visitados de Brasil, fue controlado tras más de una semana desde su inicio, informó el martes el gobierno.

El Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad, responsable de la administración de los parques nacionales, informó en un comunicado que los bomberos lograron extinguir uno de los frentes del incendio que avanzaba hacia el oeste, a favor del viento, mientras otro frente que avanza hacia el este está siendo combatido por 30 brigadistas voluntarios.

El fuego iniciado el lunes de la semana pasada afectó la región del Vale do Capao, que incluye algunas de las principales atracciones turísticas del parque, aunque no llegó a impedir el acceso a los senderos utilizados por los visitantes.

El instituto indicó que el incendio pudo haber tenido origen criminal y que su propagación se vio favorecida por la sequía de más de un mes que afecta la zona del parque, en el interior del estado nororiental de Bahia.

El Parque Nacional Chapada Diamantina recibe alrededor de 16.000 visitantes por año en una extensión de más de 152.000 hectáreas en el centro de Bahia. Su topografía formada por cañones, montañas, ríos y cascadas atrae turistas de todo el mundo. Su nombre viene de la antigua extracción de diamantes en la región.