Voceros del partido oficialista venezolano llamaron el lunes a los simpatizantes chavistas a marchar el próximo 23 de enero en Caracas, mientras ratificaron que el presidente Hugo Chávez está consciente y "dando instrucciones".

El 23 de enero, fecha de la instauración de la democracia en Venezuela en 1958 tras la última dictadura militar, las fuerzas oficialistas "van a la calle.

"Vamos a tomar Caracas por los cuatro puntos cardinales de la ciudad y vamos a culminar con una gran manifestación en la parroquia 23 de Enero, para mantenernos en la calle y en expresión de la democracia verdadera que defiende el pueblo de Venezuela", dijo Jorge Rodriguez, directivo del Partido Socialista Unido de Venezuela o PSUV en una conferencia de prensa transmitida por la televisora oficial.

La oposición también ha llamado para actos en esa fecha, que tradicionalmente y cada año es ocasión de marchas, caminatas y distintos actos.

Rodríguez dijo además que en Cuba se encuentran desde el fin de semana altos funcionarios del gobierno venezolano como el vicepresidente Nicolas Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, "recibiendo instrucciones de su comandante en jefe (Hugo Chávez) y además pidiendo información, el presidente, quien está siendo informado de la realidad que está viviendo Venezuela en los actuales momentos".

El domingo "recibimos noticias de que el presidente venía superando algunos obstáculos que se habían presentado, verbigracia, el combate de una infección respiratoria que estaba afectando su función respiratoria ha dado buenos resultados.se encuentra consciente, en compañía de sus familiares", dijo el dirigente político.

Chávez, de 58 años, está en Cuba desde el 10 de diciembre y al día siguiente fue operado por un cáncer que los aqueja desde el 2011.

Desde que salió de Venezuela en diciembre Chávez no ha sido ni visto ni oído y mientras voceros oficialistas como Rodríguez o el vicepresidente Maduro afirman que reciben instrucciones del presidente, analistas se preguntan las razones por las cuales el mandatario no ha hecho ninguna declaración a sus seguidores.

En tratamientos pasados, Chávez ha hecho declaraciones telefónicas desde La Habana y que son transmitidas por la televisora oficial o se publican fotos del jefe de Estado con algún familiar o con dirigentes cubanos.