Una médium brasileña cuyos seguidores creen que es capaz de controlar los patrones del clima con ayuda de un antiguo espíritu, ha suspendido su colaboración con la ciudad de Río de Janeiro.

Un portavoz de la Fundación Cacique Cobra Coral, que apoya a la médium Adelaide Scritori, informó el lunes que la causa fue que el Ayuntamiento de Río de Janeiro no envió el reporte anual sobre las acciones que tomó el año pasado para limitar el daño causado por los sucesos climáticos. El portavoz Osmar Santos indicó que el informe tenía que enviarse en octubre.

La fundación podría levantar la suspensión si el reporte se recibiera pronto, indicó Santos.

Agregó que la fundación seguirá trabajando con el gobierno estatal de Río, así como con el gobierno federal.

Las autoridades brasileñas frecuentemente llaman a la fundación para ayudar a que influya en el clima antes de eventos importantes, como la exhibición de fuegos pirotécnicos por el Año Nuevo en la ciudad carioca.