La palabra de Dios puede ayudar a cambiar el sistema migratorio del país, dijeron el lunes líderes evangélicos estadounidenses al lanzar una campaña para animar a feligreses, iglesias y legisladores a leer versos de la Biblia que hablan sobre inmigración y así ayudar a aprobar una reforma migratoria "que respete la unidad de familias inmigrantes".

La campaña, llamada "I was a stranger" ("Yo era un forastero"), llama a leer versículos de las Sagradas Escrituras relacionados con inmigración durante un periodo de 40 días, en el cual opiniones sobre políticas migratorias pueden cambiar en la mente del lector y así a ayudar a promover un sistema "más justo y más racional", dijeron los líderes religiosos de zonas como Florida, Alabama o California.

En una conferencia telefónica con periodistas, los miembros de la coalición Mesa Evangélica de Inmigración también promocionaron un video en el que leen versos del Evangelio de Mateo que hablan sobre unidad y cooperación entre personas, como parte de la campaña.