Honduras regresará a PETROCARIBE, el acuerdo de suministro de petróleo regional en condiciones favorables liderado por Venezuela tras la suspensión llevada a cabo en represalia por el golpe de estado que derrocó al Presidente Manuel Zelaya en 2009, anunció el canciller Arturo Corrales.

"Honduras está invitada formalmente a la asamblea de Petrocaribe y eso significa tener acceso de nuevo a ese enorme potencial", dijo Corrales en una entrevista televisiva el domingo por la noche.

Corrales explicó que Honduras participará en la próxima asamblea de la institución en el mes de febrero.

"Desde el 2009 no estábamos invitados. La asamblea es donde se hace el calendario de trabajo y el 14 de febrero será la primera reunión para programaciones e ingresos", dijo el ministro, y añadió que el mayor interés del país radica en rehabilitar el suministro de petróleo venezolano a Honduras. "Lo que esperamos es poder introducir programación de trabajo, vamos a volver a programar barcos con petróleo, la operativa del asunto, la disponibilidad, los planes".

El canciller aseguró que "la mayor ventaja del acuerdo para Honduras radica en que el petróleo venezolano llegará al país con el mismo precio internacional pero, con pago diferido, lo que le permite al gobierno ese dinero no destinarlo a pagar sino dedicarlo a financiar otros proyectos".

Esta decisión no implica el ingreso de Honduras en el ALBA, aseguró el ministro. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) es un organismo de integración económica liderado por Venezuela al que pertenecen Cuba, Bolivia y Nicaragua, entre otros países.

Arturo Corrales calificó la relación de Venezuela con Honduras desde la toma de posesión de Lobo como "muy buena, amplia, franca y de resultados claros, respetándonos".

Para Hugo Noé Pino, economista para Honduras del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales "es una decisión pragmática y muy adecuada por parte del gobierno dadas las condiciones fiscales en que se encuentra el país, el reconocimiento de que en relaciones internacionales es mejor ser pragmático que ideológico".

El analista consideró que las condiciones actuales de la relación de Honduras con Venezuela no son las mismas que en la época del depuesto presidente Manuel Zelaya, conocido por su alianza política con Chávez. "La participación en Petrocaribe implicaba en el pasado una participación en el ALBA, más político, y una cercanía política a Chávez" pero considera que "en las actuales condiciones, esa retórica innecesaria que existía entonces y asustó a los sectores más conservadores de Honduras ha disminuido".