El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo y los líderes de la Legislatura han llegado a un acuerdo preliminar para promulgar la que sería la primera medida de control de armas del país luego de la matanza en una escuela de Newtown, Connecticut, de acuerdo con personas familiarizadas con las negociaciones.

El principio de acuerdo limitaría aún más la tenencia de fusiles de guerra y el tamaño de los cargadores a siete balas, en lugar de las 10 actuales. Otros elementos, promovidos por los republicanos, reformarían una ley sobre la salud mental que permite el confinamiento civil de personas consideradas una amenaza para otros.

Esas personas hablaron a condición de guardar el anonimato porque la propuesta no ha sido analizada entre todos los legisladores. Agregaron que el plan, forjado el fin de semana, será analizado el lunes a puerta cerrada en el Senado y la Asamblea estatal.

Si el plan sobrevive, el proyecto de ley podría ser presentado esta semana.