Tom Brady se convirtió en el quarterback con más victorias en postemporada al lanzar el domingo tres pases de touchdown para que los Patriots de Nueva Inglaterra derrotasen 41-28 a los Texans de Houston en los playoffs de la Conferencia Americana de la NFL.

Con su 17ma victoria, Brady dejó atrás a su ídolo Joe Montana. Brady totalizó 344 yardas mediante pases, mientras que el running back Shane Vereen anotó tres veces, dos veces tras recepciones.

Si Brady puede llevar a los Patriots (13-4) a un triunfo sobre Baltimore (12-6) en la final de conferencia el domingo próximo y luego el Super Bowl, el mariscal de campo igualará a Montana en cuanto a número de campeonatos de la NFL.

Los Patriots y Ravens se medirán por el título de su conferencia por segundo año seguido. Baltimore, que sorprendió al favorito Denver tras dos tiempos extra el sábado, perdió 23-20 en el Gillette Stadium el pasado enero.

Houston (13-5) rindió mucho mejor que en la derrota 42-14 aquí hace un mes. Pero los Texans no pudieron contener a Brady.