Reguladores federales en Estados Unidos ordenaron una extensa revisión a los sistemas críticos de los aviones 787 de Boeing, la aeronave más nueva y tecnológicamente más avanzada de la ensambladora, después de que ocurrió un incendio y una fuga de combustible esta semana.

La Agencia Federal de Aviación dijo que la revisión incluirá el diseño, manufactura y ensamblado de la aeronave. Las autoridades planean detallar la revisión en una conferencia de prensa el viernes.

El 787, que Boeing llama el "Dreamliner", depende más que otros aviones modernos de señales eléctricas para que funcione prácticamente todo lo que hace. También es el primer avión de Boeing que utiliza baterías de ion de litio recargables y que está fabricado con materiales ligeros.

El lunes hubo un incendio en el paquete de baterías de una unidad auxiliar de energía de un 787 de Japan Airlines que no traía pasajeros.