Al menos 14 hectáreas de bosque en las afueras de Bogotá han sido afectadas por un incendio forestal ocasionado por la ola de calor que atraviesa el país, informaron el viernes autoridades gubernamentales.

No hay víctimas y sólo algunas personas han sido atendidas por problemas de respiración como consecuencia del humo, explicó en diálogo telefónico Carlos Iván Márquez, director de la Oficina de Gestión de Riesgo y Atención de Desastres del Ministerio del Interior.

"Es un incendio de copa (árboles altos) en la zona de la población de Cota y hasta el momento se han perdido unas 14 hectáreas, especialmente de pino y eucalipto", dijo.

El incendio, que se inició la tarde del jueves, según el funcionario, "infortunadamente se agravó hoy (viernes) en las horas de la tarde porque los vientos generaron más fuerza".

Advirtió que no está claro si el incendio fue provocado por manos criminales o de forma natural. "Pero casi todos los incendios forestales tienen la mano del hombre, directa o indirectamente".

La zona fue evacuada, pero Márquez dijo no tener a mano la cifra de cuántas personas fueron desalojadas preventivamente.

Tanto el Ejército como la Fuerza Aérea están apoyando las labores para tratar de sofocar el siniestro y al menos 4.000 galones de agua han sido lanzados desde el aire por tres helicópteros militares.

En los primeros 11 días del año, precisó Márquez, ha habido al menos 50 incendios forestales en todo el país. En el momento, aparte del de Cota, se está intentando apagar otros en los departamentos de Santander, Cesar y Vichada. Los 46 restantes ya fueron controlados.

"El año pasado, por incendios forestales, fueron afectadas 50.000 hectáreas en todo el país... En lo que va de este año han sido afectadas 1.000 hectáreas", comentó el funcionario gubernamental.