Diversas organizaciones ambientalistas, de buzos e instituciones públicas dominicanas se opusieron el viernes al proyecto de un grupo privado de fomentar el turismo con la celebración en marzo de un torneo de pesca de tiburones.

"Todo el mundo les hemos dicho que se retracten, no sé qué pretenden", dijo a The Associated Press Jeannette Mateo, directora de recursos pesqueros del Consejo Dominicano de Pesca y Acuacultura (Codopesca) de República Dominicana.

Mateo aseguró que los promotores del torneo no cuentan con permiso de Codopesca, por lo que de realizarlo sería ilegal.

"Estamos haciendo las coordinaciones con otras agencias para impedirlo", insistió la funcionaria. Recordó que República Dominicana es signataria de acuerdos internacionales que protegen especies marinas en peligro, como algunos tipos de tiburón del Caribe.

Newton Rodríguez, organizador del torneo, insistió el jueves en una nota escrita que el "torneo de pesca submarina y festival marino" se celebrará los días 2 y 3 marzo frente al malecón de Santo Domingo. Consideró que un torneo de esa naturaleza dará un impulso internacional al turismo en República Dominicana como, según afirma, lo hizo en 1976.

"Recordamos el torneo del tiburón (de 1976) como el evento deportivo que más personas ha llevado a República Dominicana", según la nota de prensa distribuida por Rodríguez, quien en 1976 organizó la jornada "A la caza del tiburón", en la que participaron 150 buzos de diferentes países, según las crónicas periodísticas de la época.

De acuerdo con Rodríguez, el torneo de 1976 movilizó a unos 100.000 viajeros en una época en la que el turismo en República Dominicana estaba en sus incipientes inicios. En la actualidad República Dominicana recibe 4 millones de turistas al año.

El torneo de 1976, organizado tras el éxito cinematográfico de la cinta "Tiburón" de Steven Spielberg, fue ganado por el grupo de submarinistas puertorriqueño "Costa Ambar".

Los organizadores del torneo previsto para marzo próximo precisaron que en esta eventual nueva edición se agregarán "nuevos ingredientes" con la pesca del pez león, "que tanto daño está haciendo el mundo", y la celebración de una feria de marisco en donde los asistentes podrán adquirir pescado a bajo precio.

Los peces capturados por los participantes serían donados como alimento a familias de escasos recursos.

Bautista Rojas, ministro de Medio Ambiente, aseguró en un comunicado que esa entidad "no dará autorización para un torneo de captura de tiburones" debido a que "afectaría la vida silvestre".

Para poder celebrar el torneo, Rodríguez necesita contar con el permiso de Codopesca y del ministerio de Medio Ambiente. Aunque Rodríguez aseguró que pescadores y buzos de varios países han manifestado su interés en participar en el torneo y que las inscripciones ya comenzaron, Codopesca y Medio Ambiente detallaron que hasta el viernes no habían recibido la solicitud formal para tramitar el permiso.

Además, "nuestra opinión técnica es que el torneo no es viable, no debe llevarse a cabo", insistió la directora de recursos pesqueros.

"Hacer este torneo manda un mensaje totalmente opuesto a su conservación (del tiburón)", dijo la bióloga Yolanda León, del ambientalista Grupo Jaragua y académica de la universidad Instituto Tecnológico de Santo Domingo, al manifestar el rechazo de su organización al evento. Dijo que los organizadores del torneo "promueven las ideas de que los tiburones son abundantes y que su captura es algo bueno, algo que no puede estar más lejos de la realidad."

La filial en República Dominicana del grupo conservacionista Reef Check, con sede en California, y otros 9 grupos ambientalistas y académicos locales también manifestaron el viernes en un comunicado su oposición al evento.

De forma contraria al torneo, "Barracudas favorece iniciativas tendentes a la reproducción y conservación de tiburones en nuestras costas", dijo a The Associated Press Mildred Minaya, representantes del grupo de buzos Barracudas, voluntarios de Reef Check.