En una suerte de toma de posesión alternativa, el gobierno movilizó a simpatizantes del presidente Hugo Chávez, quien debido al cáncer que padece se convirtió el jueves en el primero en tiempos democráticos de Venezuela en faltar a su propia juramentación.

El gobierno, por conducto del vicepresidente Nicolás Maduro, sólo ha dicho que este 10 de enero comienza el nuevo sexenio para el cuál Chávez fue elegido el 7 de octubre.

Chávez, de 58 años, partió a La Habana el 10 de diciembre para someterse a una cuarta cirugía por cáncer, y desde entonces no se le ha visto ni oído.

Esta semana, Maduro dijo que, por recomendación médica, Chávez debía ausentarse de los actos de la jornada, lo que convirtió al convaleciente dirigente en el primero en faltar a su juramentación presidencial desde que se implantó el régimen democrático en Venezuela en enero de 1958.

No se ha informado de una posible fecha de retorno de Chávez al país o incluso si sería posible que lo hiciera para retomar sus labores.

Sus simpatizantes, sin embargo, eran movilizados desde temprano y se podían ver buses frente a sedes de empresas públicas — como Petróleos de Venezuela o la compañía telefónica — para transportar a personas enfundadas en camisas rojas, que tradicionalmente ha identificado al chavismo.

Se espera que para el mediodía se realice una concentración de esos simpatizantes oficialistas en las adyacencias del palacio de Miraflores, la sede de gobierno, en el centro de la ciudad.

A ese acto también se espera que asistan una veintena de dirigentes latinoamericanos, como los presidentes José Mujica, de Uruguay, Evo Morales, de Bolivia, y Daniel Ortega, de Nicaragua, así como primeros ministros de islas del Caribe y cancilleres de naciones como Argentina, Héctor Timerman, y de Ecuador, Ricardo Patino.

"Chávez es el presidente de este país, ratificado y reelecto", dijo Maduro el miércoles por la noche en un acto en la sede de gobierno. Este 10 de enero, agregó, comienza un nuevo periodo de gobierno".

"Vamos a hacer un gran acto en homenaje al presidente Chávez. Vamos a juramentarnos todos... es un día histórico, se inicia el mandato del presidente Chávez 2013-2019", dijo Maduro.

"Todo el mundo a la calle, con serenidad, tranquilidad, seguridad y en solidaridad con el comandante Chávez", añadió Maduro al ratificar el discurso oficial de que "todos somos Chávez", o una estrategia de permanente recordación del mandatario ante los venezolanos.

La oposición, en voz de distintos voceros, ha expresado sus deseos de que Chávez se recupere, al tiempo que ha recordado que en los comicios de octubre sólo fue elegido Chávez y no sus ministros. En Venezuela, cargos como el vicepresidente son de designación del jefe de Estado y no de elección popular.

Henrique Capriles, gobernador del estado central de Miranda y principal vocero opositor, indicó la víspera en una conferencia de prensa que a los delegados de Chávez les correspondía dejar las palabras y comenzar a actuar para atender acuciantes problemas como la criminalidad, la inflación o la carestía de algunos alimentos.