Paul George anotó siete de sus 24 puntos en una ofensiva de 13-0 en el cuarto período, y los Pacers de Indiana se impusieron el jueves 81-76 a los Knicks de Nueva York, que jugaron sin su suspendido astro Carmelo Anthony.

Los Pacers (22-14) han ganado 12 de sus últimos 15 partidos, incluyendo triunfos sobre los otros líderes divisionales del este — los Knicks y el Heat — esta semana.

Nueva York (23-12) fue encabezado J.R. Smith con 26 puntos en una noche en la que claramente se sintieron la ausencia de Anthony. El segundo mayor anotador de la temporada en la liga fue suspendido por una confrontación con Kevin Garnett tras un partido el lunes con Boston.

Sin Anthony, los Knicks terminaron nueve puntos debajo de su menor total previo en la campaña y acertaron apenas 34,8% de sus tiros al aro.

Pero Smith mantuvo a Nueva York en la pelea por tres períodos.

Con los suyos abajo 49-38 a inicios del tercer período, Smith anotó ocho de sus puntos en una arremetida de 13-3 que acercó a los Knicks a 52-51, y cerró el parcial anotando los últimos cuatro puntos, para darles una ventaja de 60-58.

Fue entonces que George se desató, devolviéndole el control a Indiana con su vertiginosa andanada, que le dio a los Pacers una ventaja de 71-62, y los Knicks no se recuperaron.

Indiana ganó pese a jugar sin su lesionado Danny Granger, perder a Roy Hibbert por dolores en la espalda y con George Hill jugando con bronquitis.

Nueva York, a su vez, perdió al veterano pivot Marcus Camby en la segunda mitad luego que se le reagravase una lesión en el pie izquierdo, y Amare Stoudemire jugó solamente 25 minutos luego que los médicos le dijesen al coach Mike Woodson que limitase su tiempo en la cancha.