Lleyton Hewitt confirmó su condición como uno de los tenistas sin preclasificación más peligrosos para el Abierto de Australia que comienza la próxima semana al vencer el jueves 6-3, 6-2 al sexto del ranking mundial, Tomas Berdych, en el torneo de fogueo en Melbourne.

El australiano lució mucho mejor que su ranking (82) al vencer a su oponente checo en apenas 88 minutos, y después dijo que siente que puede competir con cualquiera en el primer Grand Slam del año.

El ex número uno del mundo venció en dos sets al canadiense Milos Raonic (15to del mundo) en su primer duelo en Melbourne.

"Siento que puedo competir contra cualquiera. Entrené con Roger (Federer) el otro día y le pegué muy bien a la pelota", declaró Hewitt.

Raonic superó 6-4, 6-4 al croata Ivan Dodig.