El nuevo embajador de México en Estados Unidos confía que Estados Unidos logre un cambio en la regulación de armas después de un tiroteo en Connecticut que resultó en la muerte de 26 en una escuela primaria. El recién juramentado diplomático Eduardo Medina Mora dijo el jueves que eso ayudaría a frenar el flujo de armas ilegales hacia México.

Medina Mora, quien prestó juramento, como embajador el miércoles dijo que el control de armas era uno de los temas prioritarios para la representación de México en el país, ya que México ha visto decenas de miles de muertos desde que lanzó una ofensiva armada contra la delincuencia organizada.

"Ahora a partir de esta terrible tragedia en el estado de Connectitut donde varios pequeñitos perdieron la vida en un infausto acontecimiento aumenta el nivel de indignación y abre quizás una ventana de oportunidad", dijo Medina Mora en conferencia de prensa el jueves.

Medina Mora dijo que México es respetuoso de la Segunda Enmienda de la constitución estadounidense, según la cual no se puede limitar el derecho del pueblo a poseer y portar armas, pero señaló que el vencimiento de la prohibición de venta de fusiles de asalto en 2004 se tradujo en mayor violencia para México. El diplomático dijo que confía en que funcionarios estadounidenses tengan una mejor comprensión del problema de la violencia armada a partir del tiroteo en Newtown, Connecticut donde 20 niños y seis adultos fueron asesinados por un joven que portaba un fusil estilo militar.

"La Segunda Enmienda y la regulación que en su caso se adopte no está, nunca estuvo, no debe estar diseñada para armar a grupos criminales extranjeros y esto es un punto fundamental que tenemos que hacer valer", subrayó Medina Mora. "Nosotros seguiremos planteando nuestra preocupación sobre esto".

En las semanas desde el tiroteo del 14 de diciembre, Estados Unidos se ha visto inmerso en una controversia sobre la violencia derivada de las armas de fuego. El vicepresidente estadounidense Joe Biden dijo el jueves que entregaría propuestas de una nueva política al presidente Barack Obama el martes. Agregó que asomaba un consenso alrededor de la prohibición de rifles de asalto.