Swansea capitalizó dos fallos del defensor Branislav Ivanovic y el club galés dio la nota el miércoles en la Copa de la Liga Inglesa con una victoria a domicilio 2-0 ante el Chelsea que le deja muy cerca de disputar su primera gran final.

El delantero español Michu aprovechó un error garrafal de Ivanovic, con un mal control del balón, para abrir el marcador desde el borde del área a los 39 minutos. Michu lleva 16 goles en una espectacular primera temporada en el fútbol británico.

Y la terrible noche de Ivanovic se completó cuando un descuidado pase hacia atrás de su parte fue robado por Danny Graham, quien superó al guardameta Ross Turnbull y disparó a una portería vacía en tiempo de compensación.

El partido de vuelta será en dos semanas. Chelsea busca un quinto título de Copa de Liga, mientras que Swansea aspira a su primer trofeo importante en sus 100 años de historia.