Ha pasado más de una década desde que Michael Moore estrenó su documental "Bowling for Columbine", a favor del control de armas en Estados Unidos, y el director dijo que le entristece que Estados Unidos no haya tomado las medidas suficientes para evitar la violencia en las escuelas.

"Nunca pensé que tendría, una década después, que estar aquí y decir que una película mía no sirvió para nada. Eso me rompe el corazón a nivel personal", dijo Moore el martes por la noche en la alfrombra roja de los Premios del Consejo Nacional de Críticos de Cine.

Su documental de 2002 ganador del Oscar, se basó en la matanza de la secundaria de Columbine, Colorado, de 1999.

Moore dijo que no tiene interés en hacer una película sobre los tiroteos del mes pasado en la primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, en la cual murieron 20 niños y seis adultos.

"Hice la película que quería hacer con 'Bowling for Columbine'. Cada palabra que dije sigue siendo cierta, lo cual es lo más triste", agregó.

La tragedia en Connecticut ha reavivado el debate sobre las armas en Estados Unidos. El presidente Barack Obama designó al vicepresidente Joseph Biden para que ayude a encontrar una solución.

Moore, quien también dirigió "Fahrenheit 9/11", dijo que ciertas armas deben ser prohibidas y que debería requerirse siempre un permiso para quienes las deseen poseer.

"La solución a corto plazo es que tenemos que prohibir las armas de asalto, prohibir las armas semiautomáticas, prohibir los cargadores de más de 10 balas. Eso es todo. Eso debería ser lo mínimo con lo que debemos comenzar", dijo. "Deberíamos pedir permisos para todos los que tengan un arma. Si debo tener una licencia para mi perro, si debo tener una licencia para mi auto, si me cortas el pelo debes tener una licencia... ¿por qué no pedimos licencias para tener un arma de fuego?", añadió.

El cineasta agregó que el asunto de la violencia en Estados Unidos es mucho más profundo que las leyes de control de armas.

"Somos un pueblo violento", dijo Moore. "Los estadounidenses creemos que está bien matar gente, creemos que está bien invadir un país que no tuvo nara que ver con el 11 de septiembre. Creemos que está bien invadir un país en el que creemos que está Osama Bin Laden, y resulta que está en otro país. Así que siemplemente matamos gente ahí. Y tenemos la pena de muerte, la aprobamos. No estamos hablando de locos. Estamos hablando de nuestro gobierno que está creado con gente del pueblo y para el pueblo y dice que está bien matar gente. Así que ¿por qué nos sorprende cuando alguien transtornado que vive en la misma sociedad dice 'Siento que quiero matar a alguien hoy'? Creeo que debemos explorarnos nosotros mismos".

___

Nicole Evatt está en Twitter como http://twitter.com/NicoleEvatt