Soldados paquistaníes cruzaron el martes la línea de cese al fuego en la disputada región himalaya de Cachemira y atacaron una patrulla del ejército, matando a dos soldados indios antes de regresar al territorio que controla Pakistán, informó un oficial del ejército indio.

El brote de violencia es el segundo en tres días en Cachemira, donde se ha mantenido una tregua durante una década entre las dos recelosas potencias nucleares. La muerte por choques armados ahora es extremadamente inusual. Y aunque el nerviosismo diplomático por las regiones en conflicto es casi siempre palpable, el incidente más reciente no mostró señales de que estén escalando las tensiones.

Los países han librado dos guerras de gran escala por Cachemira, el único estado de mayoría musulmana en la India de mayoría hinduista.

S. Chawla, un portavoz del ejército indio, dijo que los soldados paquistaníes cruzaron hacia el territorio cachemiro indio cerca del poblado de Mendhar, a unos 175 kilómetros (110 millas) de Srinagar, la principal ciudad de la región, aprovechando la densa neblina. Los soldados paquistaníes se retiraron después de una breve batalla con tropas indias.

"Ellos no sólo violaron el cese al fuego, sino también la línea de control" que divide a Cachemira, dijo Chawla.

El ejército paquistaní no ha comentado al respecto.

Cachemira es reclamada en su totalidad por India y Pakistán, pero está dividida entre ambos.

Aunque las dos naciones aún son rivales, las relaciones entre ellas han mejorado considerablemente desde un atentado terrorista en 2008 en Bombay donde 10 paquistaníes mataron a 166 personas. India asegura que los terroristas tenían lazos con autoridades de inteligencia de Pakistán, una acusación que Islamabad niega.

En diciembre, los dos países anunciaron nuevas reglas de visas diseñadas para facilitar el cruce fronterizo. También han dado pasos para agilizar el comercio.