Los aficionados de los Hornets de Nueva Orleans estaban cada vez más inquietos de que el base Eric Gordon pasara tanto tiempo sin jugar al inicio de la campaña mientras convalecía de una rodilla lesionada.

El día del Año Nuevo, cuando se presentó en la Arena de Nueva Orleáns, suscitó aclamaciones y abucheos.

Sin embargo, el jugador podría convertir a los detractores en sus admiradores si muestra que vale los casi 60 millones de dólares que los Hornets invirtieron para adquirirlo.

Gordon anotó 24 puntos, incluidos seis consecutivos durante una ofensiva crucial en el último cuarto, para que los Hornets se alzaran el lunes con la victoria por 95-88 sobre los Spurs de San Antonio.

"Ese es uno de los aspectos clave que hago mejor cuando se trata de situaciones (cruciales) al final de los encuentros o si las cosas se ponen difíciles", dijo Gordon.

"Me gusta el uno a uno y puedo hacer un lanzamiento al aro y conseguir un buen disparo. Eso es lo que espero", afirmó. "Adoro esas situaciones".

Anthony Davis aportó 17 unidades, el venezolano Greivis Vásquez 14 y Ryan Anderson 13 para los Hornets, que han ganado dos encuentros consecutivos por primera vez desde el 2 y 3 de noviembre, a decir el segundo y tercer partidos de la temporada.

Nueva Orleans (9-25), que rompió una racha de seis derrotas contra San Antonio, también ha ganado tres de los cuatro encuentros en los que Davis ha jugado desde el regreso del jugador el 29 de diciembre, cuando los Hornets ganaron 98-95 de visita en Charlotte. No jugó en la derrota del 2 de enero por 104-92 como visitantes en Houston.

Los Hornets han contenido a sus oponentes en menos de 100 puntos en cada una de las nueve victorias que han obtenido.

"Limitar a este equipo en 88 puntos es signo grandioso de nuestra defensiva", dijo el entrenador de los Hornets, Monty Williams. "Para mí, la confianza la da la defensiva correcta, creo que eso fue lo que hicimos esta noche".

Con 21 puntos, el argentino Manu Ginóbili fue el mejor anotador de los Spurs, que habían ganado ocho de sus últimos nueve encuentros, desde la victoria por 99-94 que lograron el 21 de diciembre sobre los Hornets en San Antonio.

Tony Parker aportó 16 puntos, Tim Duncan 13 y Kawhi Leonard 10 para San Antonio. Duncan acertó cinco de 14 lanzamientos y en un cierto lapso falló cinco consecutivos en el tercer cuarto.

Los Spurs cometieron 19 pérdidas de balón que redundaron en 23 puntos a favor de Nueva Orleáns.

"Enfrentamos a un equipo agresivo, buen ejecutador y bien dirigido", dijo el entrenador de San Antonio, Gregg Popovich. "Hicieron un gran trabajo en ambos extremos de la cancha. Nos tundieron".

Por su parte, los Celtics de Boston derrotaron 102-96 a los Knicks de Nueva York, en un acalorado primer enfrentamiento de la campaña entre los rivales de la División del Atlántico. Paul Pierce anotó 23 puntos para los Celtics.

Carmelo Anthony, de los Knicks, y Kevin Garnett, de los Celtics, no pararon de decirse cosas desde la línea de fondo hasta la media cancha. Anthony tuvo todavía más qué decir.

Así que después del partido el alero de los Knicks se dirigió al vestuario de los Celtics para continuar gritando, al llevarse consigo sus frustraciones de la cancha y quizá hasta se puso en peligro de una suspensión de la NBA.

Anthony se retiró sin conversar con la prensa y los Knicks no hicieron declaraciones sobre el desplazamiento del jugador en la dirección incorrecta, aunque el entrenador de los Celtics, Doc Rivers, no negó el hecho.

"Voy a dejar que ustedes lo averigüen. Me voy a alejar de esto", dijo Rivers. "Si fueran los playoffs le reclamaría, pero como no es la situación, permaneceré tranquilo".

No era necesario que Rivers hiciera esas declaraciones. Al término del partido, la cadena MSG Network informó del incidente, en el que el cuerpo de seguridad tuvo que intervenir y regresar a Anthony por la dirección correcta. La liga posiblemente hará una investigación sobre lo ocurrido y podría penalizar al máximo anotador de los Knicks.

El medio de comunicación Comcast SportsNet de Nueva Inglaterra mostró en su cibersitio un video en el que Anthony espera cerca del autobús de los Celtics, mientras aguardan el entrenador Mike Woodson y la policía de la ciudad de Nueva York.

Anthony terminó con 20 puntos al acertar seis de 26 lanzamientos mientras batallaba con su temperamento, con Garnett y con las faltas. Garnett negó el altercado posterior al encuentro.

En los restantes encuentros de la jornada, Washington 101, Oklahoma City 99; Chicago 118, Cleveland 92; Utah 100, Dallas 94; Portland 125, Orlando 119 en tiempo extra, y Memphis 113, Sacramento 81.

___

El periodista de Associated Press Brian Mahoney en Nueva York contribuyó en la información.