El francés Stéphane Peterhansel siguió el martes aferrado a la punta en la clasificación general de la categoría de autos, pese a que finalizó tercero en la cuarta etapa del Dakar que ganó por segunda jornada consecutiva el qatarí Nasser Al-Attiyah.

En motos, el español Joan Barreda se hizo con la victoria en la cuarta etapa, que marcó el ascenso a la punta en la general del francés Olivier Pain, quien desplazó de ese lugar al campeón de 2012, Cyril Despres.

Al-Attiyah, a bordo de su Buggy, hizo en 3 horas 28 minutos el tramo cronometrado de 288 kilómetros en la ruta Nazca y Arequipa, y apenas superó por 36 segundos al francés Guerlain Chicherit, y por 1 minuto 17 segundos a Peterhansel.

"Ha resultado muy difícil abrir la pista en el primer tramo de dunas pero finalmente hemos podido hacer nuestro cometido sin el más mínimo problema y con un tiempo que nos llena de satisfacción... Estamos tranquilos. Estamos delante y seguimos en contacto con Peterhansel, que es lo que importa", comentó Al-Attiyah.

La cuarta etapa comprendió para motos y cuadriciclos un recorrido especial que incluyó la segunda duna más alta del mundo. En motocicletas, la jornada representó un reacomodo en los primeros lugares. Ninguno de los que alcanzó los tres primeros sitios en la jornada de la víspera llegó en buena posición el martes.

Barreda fue el absoluto ganador con 3 horas 41 minutos, y una ventaja de ocho minutos 23 segundos sobre Pain, y de 10 minutos 42 segundos sobre el galo David Casteu.

Este resultado puso a Pain como líder de la general, seguido de Casteu, y de Despress. Barreda ocupa la cuarta posición al término de la cuarta etapa.

"Después del mal día de ayer, en el que rompí los radios de la rueda y perdí mucho tiempo, he podido hacer una muy buena carrera. He tomado la salida desde una posición bastante retrasada en el pelotón pero he podido atacar a tope de principio a fin. Aún no doy nada por perdido, mi intención es emplearme a fondo a diario para escalar posiciones", declaró el piloto español.

En cuadriciclos, el argentino Marcos Patronelli siguió siendo inalcanzable a bordo de su Yamaha. Terminó la larga jornada del martes con 4 horas 25 minutos, y una ventaja de casi 10 minutos sobre Sebastian Husseini, y de casi 16 respecto del polaco Lukasz Laskawiec. Domina también la general, seguido de Husseini y del polaco Rafal Sonik.

"Ha sido una etapa verdaderamente difícil. Sobre todo cuando teníamos el sol de frente... Con todo, no me importaría volver, pues el descenso ha sido hermoso y prolongado... Hemos recorrido una decena de kilómetros a orillas del mar, ha sido francamente bonito... Ha sido una etapa cansada y ahora tenemos una larga ruta por delante antes de llegar al campamento", dijo Patronelli.

En camiones, se impuso el ruso Ayrat Mardeev, seguido de su compatriota Andrey Karginov, mientras el holandés Gerard de Rooy quedó relegado de los tres primeros lugares por primera vez desde el inicio del Dakar y acabó séptimo. En la general, De Rooy bajó a la segunda posición después del checo Ales Loprais.

El miércoles la quinta y última etapa, que parte en Perú, llevará la carrera de Arequipa a la ciudad chilena de Arica, donde los caminos que tomarán los competidores serán más propicios para la velocidad, según la página oficial del Dakar en Internet.

La carrera concluirá el 20 de enero en Santiago, Chile, tras recorrer 8.574 kilómetros (5.327,88 millas) y pasar por Argentina.

Esta competencia de aventura, considerada la más difícil del mundo en su tipo, se realizó entre Europa y África hasta que la carrera de 2008 se canceló por temor a ataques terroristas. Luego se mudó a Sudamérica.