El presidente sirio Bashar Assad esbozó una nueva iniciativa de paz que incluye una conferencia de reconciliación nacional y una nueva Constitución.

Sin embargo, Assad dijo que la iniciativa sólo puede echar raíces después de que los países de la región y los de Occidente dejen de financiar a los que llamó milicianos extremistas que buscan derrocarlo.