Varios deportistas venezolanos rezaron el domingo por la recuperación del presidente Hugo Chávez, al aumentar los temores sobre la salud del líder socialista.

El conductor de Fórmula Uno Pastor Maldonado, el piloto de la serie IndyCar Ernesto José Viso y otros deportistas chavistas asistieron el domingo a una misa en el centro de Caracas para rezar por el mandatario. Los deportistas, vestidos con chaquetas de los colores nacionales de la bandera venezolana, permanecieron frente al altar y rezaron solemnemente.

El gobierno dijo la semana pasada que Chávez sufre una severa infección pulmonar y que recibe tratamiento por "insuficiencia respiratoria".

El mandatario no ha aparecido ni ha hablado en público desde que fue operado el 11 de diciembre en La Habana, su cuarta intervención quirúrgica por un cáncer en la pelvis. Las conjeturas sobre su estado de salud han aumentado desde la operación.

Maldonado, patrocinado por el monopolio estatal Petróleos de Venezuela SA, confió en que Chávez pueda recuperarse pronto y regresar a Venezuela.

El conductor de F1 espera "que muy pronto esté acá compartiendo con todos nosotros".

Viso dijo que, junto con millones de otros seguidores de Chávez tiene "mucha fe en que él se está recuperando, le deseamos todo lo mejor".