La temporada 2013 de la Gira de la PGA comenzó en un escenario que difícilmente se asemejaba a un paraíso hawaiano.

Incluso antes de que el primer grupo de golfistas pudiera completar su recorrido por nueve hoyos en el Tournament of Champions, la ronda del viernes se suspendió, debido a ráfagas de viento tan intensas que las pelotas no se quedaban quietas en el green.

Carl Pettersson hizo un putt a 12 metros, desde los linderos del green del hoyo dos, y la pelota se desvió a unos nueve metros.

El pronóstico no apuntaba a mejores condiciones para la segunda ronda, prevista el sábado.

"A veces esto es divertido y otras no tanto", dijo Rickie Fowler durante una interrupción de la ronda.

Esta es la 15ta temporada en que la Gira comienza en el campo Plantation de Kapalua, construido junto a una montaña y con cambios bruscos en la elevación, con lo que está expuesto al viento. Hace un año, hubo 41 tiros de salida que viajaron al menos 400 metros.

Steve Stricker es el campeón defensor.