Gerard Depardieu, que rechaza la intención del gobierno de Francia de aumentar los impuestos a los ricos, recibió el jueves la ciudadanía rusa.

Un breve anuncio en el cibersitio del Kremlin indicó que el presidente Vladimir Putin firmó el jueves la concesión de la ciudadanía al afamado actor francés.

Depardieu está muy molesto por la intención del presidente galo Francois Hollande de elevar a 75% los impuestos a los acaudalados. Rusia tiene un gravamen parejo de 13%.

Un representante del actor se abstuvo de hacer declaraciones en torno al asunto.

Depardieu ha actuado en más de 150 películas, incluida la comedida "Green Card" de 1991 sobre un hombre que participa en un matrimonio por conveniencia para conseguir la residencia estadounidense.

En una carta abierta publicada a mediados de diciembre, el actor dijo que devolvería su pasaporte y su tarjeta de la seguridad social francesa.

Hollande quiere gravar con 75% los ingresos de los súper ricos para reducir la deuda y el déficit. En consecuencia, la decisión reciente de Depardieu de mudarse a Bélgica para beneficiarse de los impuestos bajos fue repudiada por el gobierno del mandatario.

"Soy un verdadero europeo, un ciudadano del mundo", afirmó Depardieu en la carta.

El tribunal supremo de Francia rechazó el 29 de diciembre el nuevo impuesto a los millonarios, pero el gobierno respondió que modificará ligeramente la propuesta para volver a presentarla.

Depardieu fue nominado al premio Oscar por su papel de Cyrano de Bergerac en la película homónima de 1990.

El actor es bien conocido en Rusia, donde aparece en un mensaje comercial de una tarjeta de crédito de Sovietsky Bank y tiene una presencia prominente en el cibersitio del banco.