La primera visita de Caroline Wozniacki al torneo de Brisbane terminó el lunes con una derrota en primera ronda por 2-6, 6-3, 7-6 (1) ante la kazaja Ksenia Pervak.

Wozniacki, que fue la número uno del mundo en 2010 y 2011 pero no ha ganado un título major, tuvo un fuerte apoyo desde la tribuna de la Pat Rafter Arena de parte del golfista número uno Rory McIlroy, con quien se rumoraba se había comprometido previo al inicio de la temporada.

La tenista de 22 años fue fotografiada con una nueva sortija en la mano izquierda al llegar a Australia la semana pasada, lo que desató la especulación de los planes nupciales. Ella explicó el lunes que el anillo fue un regalo.

En la cancha, Wozniacki logró una ventaja de 4-1 antes de terminar el primer parcial en media hora. Comenzó a tener dificultades con su servicio cuando perdió el segundo parcial y luego se le complicó el tercero con los poderosos golpes de fondo de la zurda Pervak, en el primer resultado amargo del torneo.

En un partido previo, la australiana Samantha Stosur, novena del escalafón mundial, perdió ante la sueca Sofia Arvidsson por 7-6 (4), 7-5.

Ahora Wozniacki y Stosur irán a Sydney con la esperanza de tener un partido de práctica decente.