La gigantesca naranja que se eleva en el centro de Miami la víspera del Año Nuevo fue remodelada para celebrar los 500 años de Florida. Para el conteo regresivo del lunes en la noche, cambió su nombre del inglés Big Orange al español La Gran Naranja.

Las autoridades de la ciudad y de la Fundación España-Florida le cambiaron el nombre en conmemoración de los 500 años del arribo del explorador español Juan Ponce de León a Florida. Los exploradores españoles trajeron consigo las naranjas y otros frutos al continente.

El letrero color naranja neón tiene 10 metros de diámetro (35 pies) y subirá 121 metros (400 pies) hasta la cima del Hotel InterContinental. En el evento de este año también se realizará una recreación histórica de los primeros pasos de Ponce de León en Florida.

Los organizadores dijeron que la fiesta de Año Nuevo atrae a entre 150.000 y 250.000 personas cada año.