Hasta 30 centímetros (un pie) de nieve cayeron en partes del sur de Nueva Inglaterra mientras la más reciente tormenta invernal avanza hacia el noreste de Estados Unidos, informaron meteorólogos el domingo.

La tormenta terminó en la región el domingo en la madrugada y por unos días se espera un clima seco, aunque los fuertes vientos podrían calar hasta los huesos.

Frank Nocera, del Servicio Meteorológico Nacional en Taunton, Massachusetts, informó que hasta 30 centímetros (12 pulgadas) de nieve cayeron entre la tarde del sábado y la madrugada del domingo en Rhode Island, el este de Connecticut y el este de Massachusetts, incluyendo Foxborough.

La excepción fue en Boston y el área de Cape Cod, donde la lluvia se mezcló con la nieve. Aquí cayeron 5 centímetros (2 pulgadas) de nieve.

Muchos habitantes se quedaron sin energía eléctrica después de que la nieve se acumuló sobre el tendido eléctrico.