Investigadores examinaban el domingo las grabadoras de vuelo y demás evidencia para tratar de determinar la causa del accidente aéreo en Moscú que dejó cinco personas muertas, informó un funcionario.

El avión Tu-204 perteneciente a la aerolínea rusa Red Wings transportaba ocho personas, todos tripulantes, cuando se despistó el sábado al aterrizar en el aeropuerto Vnukovo de Moscú. Una parte de la nave destrozada cayó en una autopista adyacente y se incendió.

Cuatro personas fueron declaradas muertas poco después del accidente y la aerolínea indicó en Twitter que una quinta, una aeromoza, murió el domingo. Los que fallecieron el sábado eran el piloto, copiloto, ingeniero de vuelo y otra sobrecargo, informó Red Wings.

Los sobrevivientes están en condición grave o crítica en hospitales de la capital rusa.

Vladimir Markin, vocero de la agencia de investigación rusa, dijo que las cajas negras están siendo examinadas y también se están tomando muestras de combustible, informó la prensa local. El funcionario agregó que se incautaron a la aerolínea los documentos de vuelo del avión para ser examinados.